Saltar al contenido
Arquin茅tpolis

驴C贸mo ORGANIZAR UN PLANO Arquitect贸nico?

 

¿Te gustaría saber cómo organizar un plano arquitectónico? ¡Entonces esto es para ti!

El plano arquitectónico también requiere de un diseño y una estructura funcional que permita leer con claridad la información que contiene. Aquí te explicamos cómo organizar un plano arquitectónico.

Organizar un plano
¿Cómo ORGANIZAR UN PLANO Arquitectónico?

WA

Hoy en Arquinétpolis comenzaremos con una entrada más sobre representación de planos arquitectónicos. En esta ocasión te diremos cómo organizar un plano arquitectónico.

La organización de un plano arquitectónico es un aspecto fundamental en el campo de la arquitectura, ya que un plano bien estructurado no solo comunica de manera efectiva las ideas y conceptos del proyecto, sino que también facilita su ejecución y comprensión. En este artículo, exploraremos en profundidad cómo organizar un plano arquitectónico de manera eficiente, centrándonos en los principios, estrategias y herramientas clave.

脥ndice

    ¿Cómo organizar un Plano Arquitectónico?

    La pregunta es: ¿Cómo distribuir adecuadamente los dibujos en una lámina? todo tiene que ver con la escala a la que estemos trabajando y también con el formato de papel que estemos usando.

    Recuerden que los planos deben ser informativos y no solamente ilustrativos. Por lo tanto es necesario anotar en ellos la mayor cantidad de información posible, pero esta información debe ir bien distribuida en el plano para no causar saturación visual.

    Una forma de organizar los dibujos en un plano debe comenzarse desde la cimentación y luego poco a poco ir subiendo como si fueran capas o niveles de piso. Vamos a poner un ejemplo: Supongamos que estamos trabajando en un plano de dimensiones 90 x 60 centímetros y con una escala 1:100, un ejemplo de distribución sería el siguiente:

    organizar un plano

    La composición de la lámina podría hacerse comenzando en el número 1 con la planta de cimentación y drenaje (en caso de existir). En el número 2 y 3 podemos continuar con las plantas arquitectónicas y el 4 sería para la planta de azoteas. Abajo en el número 5 podemos continuar con la planta de conjunto, el 6,7 y 8 podemos organizarlo para los cortes y alzados.

    En una lámina podemos acomodar perfectamente un anterproyecto. Si estás haciendo un proyecto ejecutivo les recomiendo organizar un plano por «partidas» igual que se hacen los presupuestos.

    Lo arquitectónico puedes colocarlo en una lámina, detalles constructivos en otro, detalles estructurales en otro y así sucesivamente podemos hacer lo mismo con las instalaciones y acabados. Del lado derecho sabemos que va la «solapa» de la lámina o cuadro de datos.

    ¿Cómo estructurar un Plano Arquitectónico?

    Es recomendable que elaboren un checklist con todos los requerimientos técnicos para organizar un plano. Pero básicamente y de modo genérico lo que necesitamos para representar adecuadamente las diferentes vistas de un proyecto son los siguientes puntos:

    • Niveles de piso: Súper importante. Es recomendable poner la simbología y el nivel de piso correspondiente debajo del rótulo o nombre de cada espacio.
    • Nombre de cada espacio: Esto es básico. Sin embargo, el tamaño de la letra debe ser proporcionado para que no resalte sobre el dibujo. Debe ser acomodado en un lugar visible que no se encime con alguna textura o achurado que tengamos.
    • Línea de corte: Este es un error común que a muchos como estudiantes nos ha pasado. Hay que representar en todas las plantas las líneas por donde pasan los cortes o secciones que realizemos.
    • Leyendas de «sube» o «baja»: Si estamos representado alguna escalera en el proyecto es importantísimo definir si subimos o bajamos y por cual lado, en los cambios de nivel también hay que tratar de indicar si se sube o se baja.
    • Vacíos o dobles alturas: En plantas arquitectónicas altas o de azoteas siempre hay que representar los vacíos o dobles alturas porque si no entonces parecerá que todo está al mismo nivel de piso.
    • Ejes: Importante marcar los ejes pero tratando de que estos no interfieran mucho en el dibujo, así mismo hay que dibujarlos de una manera proporcionada.
    • Cotas: Las medidas son súper importantes y de igual forma hay que representarlas con un tamaño de número que sea parecido al de los nombres de los espacios para tener una uniformidad y armonía en el dibujo.
    • Calidad de línea: Ya lo vimos en un post anterior, siempre es importante la calidad de línea en un plano para definir objetos cercanos y lejanos así como muros de carga.
    • Nombre del dibujo y escala: Siempre hay que especificar qué dibujo es, si es una planta, alzado, sección etc. Y también colocar la escala a la que está dibujado.

    Principios Fundamentales de Organización en un Plano Arquitectónico

    Antes de abordar las estrategias específicas, es esencial comprender los principios fundamentales que guían la organización de un plano arquitectónico:

    • Jerarquía Visual: La jerarquía visual implica dar mayor énfasis a los elementos más importantes del plano. Esto se logra a través del uso de diferentes tamaños, colores, líneas más gruesas o estilos de línea distintos para resaltar elementos clave como las áreas construidas, espacios de circulación y zonas de especial interés.
    • Claridad y Simplicidad: La claridad y la simplicidad son esenciales. Un plano arquitectónico debe comunicar de manera efectiva, por lo que es importante evitar la sobrecarga de información y mantener el diseño lo más simple posible sin sacrificar la precisión.
    • Organización Lógica: Los elementos en el plano deben estar organizados de manera lógica y coherente. Esto incluye la disposición de espacios, la secuencia de circulación y la ubicación de notas y leyendas. Una organización lógica facilita la interpretación del plano.
    • Escala y Proporción: La escala y la proporción son fundamentales en la representación de objetos y espacios. Es importante utilizar una escala adecuada que permita la representación precisa de las dimensiones, evitando la distorsión.
    • Etiquetas y Leyendas: El uso de etiquetas y leyendas claras es crucial. Cada elemento en el plano, ya sea una habitación, una puerta, una ventana o un componente estructural, debe estar etiquetado de manera coherente y legible.

    Estrategias para Organizar un Plano Arquitectónico

    Ahora, abordemos algunas estrategias específicas para organizar un plano arquitectónico de manera efectiva:

    • Zonificación Lógica: Dividir el plano en zonas lógicas, como áreas públicas y privadas, o espacios de estar y de servicio, ayuda a organizar el diseño y facilita la comprensión.
    • Uso de Capas (Layers): El uso de capas en software de diseño asistido por ordenador (CAD) permite separar elementos y objetos en el plano. Por ejemplo, se pueden utilizar capas diferentes para representar paredes, puertas, ventanas, mobiliario, etc., lo que facilita la edición y visualización.
    • Representación Gráfica: Utilizar diferentes grosores de línea para representar objetos y elementos en el plano. Las líneas más gruesas suelen utilizarse para contornos principales, mientras que las líneas más delgadas se utilizan para detalles secundarios.
    • Escala de Colores: La elección de colores puede ser útil para diferenciar elementos en el plano. Por ejemplo, se pueden usar colores para resaltar áreas verdes, espacios de circulación o áreas de descanso.
    • Leyendas y Notas: Incluir leyendas y notas explicativas en el plano es esencial para proporcionar información adicional. Las notas deben ser claras, concisas y fácilmente legibles.
    • Utilización de Referencias Cruzadas: En planos complejos, se pueden utilizar referencias cruzadas para conectar elementos relacionados. Por ejemplo, una puerta en un plano puede tener una referencia cruzada a un plano de detalles que muestra su construcción.

    Herramientas de Software y Tecnología

    El uso de software de CAD, como AutoCAD o Revit, ofrece ventajas significativas en la organización de planos arquitectónicos. Estas herramientas permiten la creación y edición de planos de manera más eficiente, el uso de capas, la representación gráfica y la generación de leyendas automáticas, lo que mejora la precisión y la productividad en el proceso de diseño y documentación.

    El cómo organizar un plano arquitectónico es esencial para la comunicación efectiva de un proyecto y su ejecución exitosa. Los principios de jerarquía visual, claridad y simplicidad, organización lógica, escala y proporción, y etiquetas y leyendas son fundamentales. Las estrategias como la zonificación lógica, el uso de capas, la representación gráfica y el uso de referencias cruzadas facilitan la comprensión del plano.

    Además, las herramientas de software de CAD ofrecen una ventaja tecnológica para optimizar la organización de planos en el mundo de la arquitectura.

    Configuraci贸n