Saltar al contenido
Arquinétpolis

¿Cómo usar el Círculo Cromático en el Diseño Arquitectónico?

¿Necesitas saber las combinaciones de colores adecuadas para tu proyecto? ¡No te preocupes! Aquí te lo decimos.

La correcta utilización del círculo cromático definirá la armonía de los colores de tu proyecto, aquí te diremos cómo combinar éstos colores.

Diseño

Hoy en el Arquinétpolis hablaremos acerca de la teoría del color aplicada a la Arquitectura. Este es un tema importantísimo para todos los que de alguna u otra forma estamos relacionados con la Arquitectura ya que gran parte de nuestra misión como Arquitectos o diseñadores reside en proyectar espacios confortables, y en este caso el color en un espacio va más allá del aspecto meramente estético, sino que influye también directamente en nuestra percepción y sensación acerca de un sitio.

Para ello existe la psicología del color aplicada a la Arquitectura, sin embargo quisiera destacar y resaltar que al menos aquí en el blog se van a separar estos dos conceptos. Por un lado se abordará la teoría del color desde el punto de vista de la estética y luego estará la psicología del color donde conoceremos qué colores utilizar para dar tal o cual sensación y dependiendo del género arquitectónico en el que estemos trabajando.

Colores Primarios

Comenzaremos por lo básico, y lo más básico que puede existir en la teoría del color son los colores primarios. De aquí nace y parte todo lo que se puede trabajar con el color, los colores primarios son el rojo, amarillo y azul, a partir de ir combinando estos colores es como nacen los demás colores.

Diseño

Colores Secundarios

A partir de la combinación entre estos mismos colores primarios aparecen los llamados «colores secundarios» y éstos junto con los colores primarios forman lo que conocemos como «circulo cromático». El primer círculo cromático del que se tiene conocimiento fue uno que desarrolló Isaac Newton en el siglo XVII, existen otro tipo de colores además de los primarios y secundarios y son los colores terciarios, estos se derivan de la combinación de colores secundarios con algún porcentaje de color primario para crear otra tonalidad.

Colores cálidos, fríos y análogos

El círculo cromático se usa de la siguiente manera: Tenemos los 3 colores primarios junto con los colores secundarios, recordemos que los colores asociados o derivados del amarillo y el rojo los conocemos como «colores cálidos», mientras que los colores derivados del azul son los que se conocen como «colores fríos», los colores contrastantes son los que se encuentran en direcciones opuestas en el circulo cromático, si quieres crear un efecto de contraste esa es la manera más segura de hacerlo, los «colores análogos» son colores que proceden o derivan prácticamente de los mismos colores pero que combinan entre si.

Diseño

¿Cómo usar el círculo cromático en el diseño?

El círculo cromático en el diseño podemos usarlo para sacar los colores que podemos implementar en un espacio, si decides no arriesgar puede usar la colorimetría tonal que es utilizar un mismo color para todo el espacio pero con diferentes tonos e intensidades. Otra modalidad que existe en el diseño es la colorimetría análoga, es decir combinar colores cálidos con colores cálidos y los fríos con los fríos, generalmente este método nunca falla ya que nos permite dar armonía en el color en los espacios, el riesgo viene cuando decidimos contrastar colores en un principio fuertes, ya que si lo hacemos mal podemos romper con toda la armonía visual de nuestro espacio y daremos al traste con todo lo bien diseñado que pudiera estar el sitio.

Una de las recomendaciones básicas con el color en el diseño es el no usar muchos colores, lo recomendable es usar colorimetrías de dos o máximo tres colores ya que podemos correr el riesgo de crear confusión y saturación visual con tantos colores, una vez que ya tienes elegidos los colores con los cuales ambientarás el espacio el siguiente punto es la proporción, de nada sirve elegir buenos colores y tenerlos mal proporcionados en cantidad.

Si vas a usar dos colores una buena proporción sería 70-30% donde utilizaríamos el 70% del espacio de un color base (por lo general el menos fuerte) y el 30% restante de un color más vivo. Si son 3 colores los que usarás, entonces una proporción adecuada sería 60-30-10. Los primeros dos colores los trabajaríamos igual y el último color sería un 10% que no necesariamente tiene que estar presente en los muros, podemos usarlo como parte de la decoración o con algún mueble en específico.

#AgendaArquinétpolis

Síguenos y coméntanos en Facebook, intégrate a una comunidad de más de 66,000 Arquitectos, Ingenieros y Diseñadores. ¡Dale like a nuestra fan page! https://www.facebook.com/arquinetpolis

#PreguntaArquinétpolis

El tema en esta ocasión es sobre emprendimiento de oficinas o despachos de Arquitectura, es por ello que la #PreguntaArquinétpolis que te invitamos a responder hoy es la siguiente: ¿Has usado el círculo cromático para tus diseños arquitectónicos? Te invitamos a responder la pregunta mediante Twitter o en un comentario en este artículo, si aún no nos sigues en Twitter ¡Danos Follow!

Pues bien amigos, espero que el artículo haya sido de su agrado, por hoy me despido no sin antes invitarlos como siempre a que se sumen a la comunidad del blog en las redes sociales, recuerden que para mayor contenido como este visiten y recomienden https://arquinetpolis.com

Arquipost anterior

¿Te gustaría saber qué es la Certificación LEED y por qué es tan importante en los edificios? ¡Descúbrelo aquí! Clic al enlace: https://arquinetpolis.com/certificacion-leed-000097/

error: Content is protected !!