Saltar al contenido
Arquinétpolis

BIG presenta su proyecto OCEANIX

El despacho BIG, liderado por Bjarke Ingels presentó OCEANIX, un proyecto de ciudades flotantes como parte de la nueva agenda urbana de ONU-Hábitat.

Oceanix
BIG presenta su proyecto OCEANIX

El conjunto de estas ciudades flotantes llevan por nombre OCEANIX, el MIT Center for Ocean Engineering, BIG y sus socios proponen una visión para la primera comunidad flotante resiliente y sostenible del mundo para 10,000 residentes: Oceanix City.

¿En qué consiste OCEANIX?

La primera mesa redonda de alto nivel de la ONU sobre ciudades flotantes sostenibles reunió a innovadores, exploradores, ingenieros marinos y científicos en la sede de la ONU. Esto para compartir ideas y soluciones a las amenazas que enfrentan las ciudades y países costeros debido al aumento del nivel del mar. La mesa redonda fue convocada conjuntamente por OCEANIX, el Centro de Ingeniería Oceánica del MIT, The Explorers Club y BIG .

Diseñado como un ecosistema creado por el hombre, Oceanix City está anclado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Todo esto canalizando flujos de energía, agua, alimentos y desechos para crear un plan para una metrópolis marítima modular.

Vecindarios modulares y agricultura comunitaria

La arquitectura modular permite crecer, transformarse y adaptarse orgánicamente con el tiempo. Evolucionando de un vecindario de 300 residentes a una ciudad de 10,000, con la posibilidad de escalar indefinidamente para proporcionar comunidades náuticas prósperas para las personas.

oceanix
Prototipo de Oceanix (render de Oceanix.org)

Los vecindarios modulares de 2 hectáreas crean comunidades prósperas autosuficientes de hasta 300 residentes con espacios de uso mixto para vivir, trabajar y reunirse durante el día y la noche. Todas las estructuras construidas en el vecindario se mantienen debajo de 7 pisos para crear un centro de gravedad bajo y resistir el viento.

La agricultura comunitaria es el corazón de todas las plataformas, lo que permite a los residentes adoptar la cultura del intercambio y los sistemas de cero residuos.

Las ciudades flotantes pueden pre-fabricarse en tierra y remolcarse a su sitio final, reduciendo los costos de construcción. Combinar esto con el bajo costo de arrendamiento de espacio en el océano crea un modelo de vida asequible. Estos factores significan que las viviendas asequibles se pueden implementar rápidamente en las megaciudades costeras.

Para mayor información como esta, recuerda visitar y recomendar https://arquinetpolis.com